5 errores que cometen las pymes en contabilidad (y cómo mejorarlos)🧠

undraw_cancel_u1it
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La contabilidad de tu Pyme puede representar un real dolor de cabeza al no prevenir algunas prácticas que muchas veces por falta de tiempo o desconocimiento, se dejan de lado. Aplica estos consejos y triunfarás.

Con todo sucediendo al mismo tiempo en tu organización, no siempre es fácil mantener el control de las responsabilidades y garantizar el equilibrio contable ideal ¿cierto?.

Pero, si eres de esos que no lleva registro contable de lo que entra o sale de la empresa, si pagas con el mismo dinero que recibes antes de pasar por la cuenta con la que te pagan en el mismo día o si tu cuenta corriente personal es la misma que la de tu Pyme, puede que tengas que hacer algunos ajustes para sanar la contabilidad de tu organización.⚙️

Errores de las pymes en la contabilidad 🚧

Algunos descuidos de las Pymes son fatales en los resultados contables de la empresa. Para no correr riesgos, echa un vistazo a los 5 principales errores y ¡evítalos a toda costa!

1. Mezclar cuentas personales con la empresa💱

Al iniciar una empresa, es común usar una cuenta corriente personal para llevar las finanzas del negocio, sin embargo, conforme va creciendo la empresa ésta práctica se vuelve poco sostenible y se hace cada vez más difícil separar los movimientos bancarios ya que se tienden a confundir los registros.

Sabemos que esto puede resultar en el corto plazo un costo mayor, pero no hacerlo conlleva a un mal control del dinero que dificulta enormemente el orden de las finanzas y probablemente a la larga será más caro no hacer el cambio a tiempo. 

2. No llevar el control del efectivo o de la caja💸

Muchas empresas necesitan manejar el efectivo que reciben de sus clientes o para pagar a sus proveedores debido a la naturaleza del negocio.

Un problema frecuente es usar la misma plata en efectivo recibida de los clientes para pagar a los proveedores sin antes pasar por la cuenta corriente de la empresa. 

¿Cuál es problema en esta práctica?

Que a menos que lleven un registro muy ordenado de estos movimientos, no queda rastro alguno de los pagos recibidos de los clientes y los hechos a los proveedores. Esto hace que sea casi imposible rastrear los pagos y mantener un control sobre las cuentas por cobrar y pagar. Para los negocios que manejan efectivo es importante que mantengan un fondo de caja que al final del día separen de su efectivo de ventas.

3. Facturas personales a la empresa ðŸ“ˆ

Una práctica común de muchos dueños de empresa es pasar compras personales como compras de la empresa para rebajar el pago de IVA. Si bien en el corto plazo esto puede ayudar a la caja de la empresa al tener que pagar menos IVA a la Tesorería General de la República, ésta es una práctica ilegal ya que corresponde a evasión de impuestos.

Además, en el largo plazo puede perjudicar enormemente a la empresa, ya que al no tener salidas de dinero para pagar estas compras se está acumulando una deuda enorme por parte de la empresa.

Ésta deuda se va acumulando en los estados financieros de la empresa y la hace mucho más riesgosa a los ojos de cualquier banco o inversionista a la hora de necesitar un préstamo o levantar capital. 

4. No llevar un control adecuado de las cuentas por cobrar y pagar💰

Todas las prácticas anteriores desencadenan en la falta de un buen control de las cuentas por cobrar y pagar.

El problema de no llevar un buen control de estas cuentas es que lleva a los administradores de las pymes a un mal control del dinero y por lo tanto mayor probabilidad de quiebres de caja 😱

Al no llevar un buen registro de las cuentas por cobrar, es muy fácil dejar de cobrar facturas a los clientes porque se nos olvidan.

Por otro lado, si no se lleva un control efectivo de las cuentas por pagar, sería muy fácil que nos corten suministros necesarios para la operación diaria de la empresa, acumular intereses por mora y finalmente tener que gastar aún más dinero para pagar los intereses y así encarecer la operación, haciendo menos rentable el negocio.

5. No mantener un control de ingresos y egresos para saber si ganan o pierden plata⚡

Si no se bien cuánto estoy vendiendo y cuánto estoy gastando, ¿cómo se si estoy ganando o perdiendo dinero? Mientras el administrador no tenga clara la respuesta a esa pregunta, es imposible determinar si es una buena idea o no seguir metido en el negocio. Podríamos estar quemando todos nuestros ahorros sin darnos cuenta.

Soluciones para la gestión contable en las pymes💡

Algunas de las soluciones que te ayudarán a sanar la contabilidad de tu empresa pueden ser sin duda corregir los errores que te mostramos recién, si ya estás subsanando alguno de estos puntos, tu organización estará considerablemente más sana.

La contabilidad digital ya está automatizando tareas y simplificando procesos, para que los profesionales destinen su tiempo a hacer lo que les gusta y son buenos, más que perderlo en procesos repetitivos y planillas de excel. Herramientas como Chipax ofrecen la posibilidad de tener toda la información financiera de la empresa en un solo lugar, efectuar el monitoreo a partir de indicadores clave, contar con información precisa, detallada y sin errores, además de utilizar diseños simples e intuitivos que mejoran el uso del tiempo.

Elegir un contador ordenado, responsable y cumplidor. Puede ser algo simple, pero si el tuyo no cumple con alguna de estas 3 características, es hora que comiences a buscar otras alternativas.

Ya sea que decidamos optar por una u otra alternativa, siempre será importante mantener las finanzas sanas en nuestra empresa, así como la adecuada gestión de los procesos para contribuir al desarrollo y el crecimiento de la organización. 😎

Comparte lo bueno: 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

No Comments

Artículos que te pueden interesar:

¡Casi listos!

Estás a un paso de recibir los mejores tips para ordenar tus finanzas.

¡Dame esos 5 👋!

Está todo listo, ya recibirás nuestros datos clave para lograr un orden Zen. 

¿Te gustó el blog? 🤔 ¡Suscríbete! 🎉