Lo que aprendí de liderazgo con la pandemia

Quienes lideramos organizaciones, hoy estamos sometidos a un alto nivel de estrés y de ansiedad, producto de la pandemia. Esto se puede acrecentar, al no tener claridad respecto a cuánto va a durar esta crisis. 

Ante esta incertidumbre, nuestra primera misión es mantener la empresa funcionando y prolongar su funcionamiento por el mayor tiempo posible, pues tenemos una responsabilidad con el equipo de personas que son parte de la organización y también con nuestros clientes. 

En este artículo compartiré mi experiencia sobre lo que hemos hecho en Chipax, en estos tres frentes y algunos cambios de hábito que he realizado en mi rutina para conllevar de mejor forma esta situación. 

Finanzas

Una de las medidas que implementamos para ayudar a nuestros clientes, fue hacer algunas concesiones con aquellos usuarios que tenían dificultades para pagar la suscripción de Chipax. Asimismo, lanzamos un nuevo plan (Emprende), más económico, para que más pymes tuvieran acceso a ordenar sus finanzas.

Si bien, entregar esta ayuda no fue grave para nuestras finanzas, afectó nuestros flujos y retrasó el negocio. Para contrarrestar este déficit, mi foco ha estado en asegurar el capital suficiente para que Chipax continúe operando durante los próximos 12 meses.

Este es un gran desafío, que aún no está resuelto y que ha significado conseguir financiamiento, reducir los gastos al máximo e informarme sobre los beneficios estatales disponibles para las pymes, como por ejemplo la postergación del pago del IVA y PPM o los créditos COVID.

Es un trabajo arduo que implica tomar decisiones complejas y que requiere bastante dedicación, sobre todo para contactar a inversionistas.

Equipo

Aunque la salud financiera es crucial para la estabilidad de una organización, hay otro factor que es clave: el bienestar de las personas que la conforman. Según una encuesta que se dio a conocer a principios de julio (realizado por la Mutual de Seguridad y Cadem) indicaba que el 34% de los trabajadores necesita más apoyo emocional de parte de sus jefaturas, para sobrellevar de mejor forma las situaciones de estrés causadas por la pandemia. 

Este estudio vino a confirmar algo que considero fundamental: el apoyo a tu equipo debe ser una de tus prioridades. Por esa razón me he encargado de conversar con cada uno de los integrantes de Chipax, para entender cuáles son sus dolores y ayudar a mantenerlos motivados. 

Un líder tiene que tener la fortaleza para lidiar con las dificultades personales, las de la empresa y las del equipo. Esto no significa que resolvamos todas las problemáticas, sin embargo, escuchar activamente y dar una palabra de aliento, puede ser muy significativo para las personas y abre un espacio de confianza, necesario en periodos complejos.

Mi intención era transmitir tranquilidad y mantener vivo el espíritu que siempre ha caracterizado la cultura de nuestra empresa: un equipo feliz, ultra motivado y siempre dispuesto a entregar lo mejor de sí. Y para mantener eso, la comunicación ha sido clave. 

Además, hemos tenido que reinventarnos para no perder los espacios de comunicación. Antes de la pandemia estábamos acostumbrados a vernos seguido en la oficina, a compartir y reírnos. Lo pasábamos muy bien y siempre organizábamos distintos panoramas después del trabajo.

Ahora, estas actividades las hacemos por videoconferencia. Por esa vía hemos hecho desde gimnasia hasta bingos, after office y celebración de cumpleaños. Todo esto ha servido para mantener la cohesión y la motivación del equipo.

Clientes

Uno de los pilares de nuestra propuesta de valor es el servicio a nuestros clientes, el cual hemos reforzado en este periodo de crisis, para cumplir uno de los objetivos que nos fijamos en este contexto: contactar a cada uno de nuestros usuarios (cerca de 700). 

Esta fue una tarea compleja, ya que durante el proceso nos enteramos de historias duras. Detrás de cada empresa hay una realidad distinta, esfuerzos de toda una vida que se vieron afectados, primero por la crisis social y luego, por la pandemia. Absorber esa carga, tira el ánimo de cualquiera para abajo. 

Fue difícil, pero nos sirvió para entender la situación por la que ellos estaban pasando y evaluar de qué forma podíamos aportar. 

Un vuelco a lo saludable

En el plano personal, me he dedicado a investigar y a entender qué hábitos puedo incorporar en mi día a día, para manejar de mejor forma esta situación. Si bien son cosas muy simples, me han ayudado a mantenerme más tranquilo y focalizado.

A veces, en situaciones de estrés, uno no le presta mucha atención a lo que comemos o nos olvidamos de realizar actividad física. Parecen detalles, pero si nos descuidamos, a la larga nos puede jugar en contra. 

A continuación, les dejo un listado con cinco tips que he empezado a aplicar y que me han servido para dar el 100%.

  • Dormir: en este periodo puede ser difícil conciliar el sueño. Si es tu caso, preocúpate de generar las condiciones para lograr un buen descanso. Un cuarto oscuro y silencioso es lo ideal. 
  • Comer sano: la comida chatarra nos puede llevar a tomar malas decisiones y hoy no hay espacio para los desaciertos. Por eso, trata de mantener alejada de tu dieta las frituras, hamburguesas y los dulces.
  • Beber suficiente agua: todos los días trato de tomar dos litros de agua. Si no te gusta tomar agua en invierno, puedes reemplazarla por infusiones. 
  • Realizar ejercicio: aunque ahora puede ser más difícil estar al aire libre, recomiendo buscar los espacios para tratar de pasar tiempo afuera. Busca un deporte que te guste, que sea posible de realizar durante esta pandemia y que puedas practicar regularmente.
  • Meditar: siempre es bueno darse un tiempo para reflexionar con calma. Para eso, la meditación es una excelente práctica, es fácil y existen millones de tutoriales en YouTube que guían sobre cómo iniciar este proceso. No te quitará mucho tiempo, tan sólo 15 minutos a diario es suficiente. Además, puedes realizarla al finalizar una rutina de ejercicios. 

En resumen

Ante una crisis debes mantenerte full concentrado y tener tu mente clara para atender y entender las diferentes aristas de tu negocio. Es importante que te des el tiempo para escuchar activamente a tu equipo, pues ellos son el alma de tu empresa y serán el motor que la mantendrá en funcionamiento. 

Si puedes, trata de hacer concesiones con tus clientes. Intenta conocer cuál es su situación y evalúa si puedes ayudarlo de alguna forma. 
Por último, preocúpate de tu bienestar. Si aplicas algunos de los tips que dejé más arriba, te ayudarán a disminuir la ansiedad, mejorarás tu ánimo y sentirás que rendirás mejor en la pega. Si no me crees, inténtalo y te darás cuenta de los cambios 😉

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Suscríbete para recibir más artículos

Comparte lo bueno

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Artículos que te pueden interesar:

¡Te tenemos un regalo!

Suscríbete al blog y te invitamos a un Webinar exclusivo de finanzas con Chipax.

logo.bsale

+

logo.chipax.150

¿Qué es Bsale?

Software online de ventas para ordenar tu negocio. Con él tienes boleta y factura electrónica, interfaz de punto de venta, control de inventario, reportes de venta y página web con carro de compra. Todo esto integrado en una sola plataforma!
Olvídate de las planillas de excel, de no tener claridad cuánta mercadería te queda, cuánto has vendido y qué margen tienes. Con Bsale tienes información a la mano que te ayuda a hacer crecer tu negocio.

¿Para qué conectar Bsale a Chipax?

  1. Para sincronizar el detalle de las boletas de venta
  2. Mantener la conciliación de las boletas al día, todos los días
  3. Para descargar archivos XML de facturas emitidas y recibidas para ver su detalle

Extra: ¿Ya eres cliente Chipax? Pregunta por tu descuento exclusivo en Bsale.

¡Bienvenido a chipax!

Te llamaremos muy pronto para confirmar detalles del plan y resolver cualquier duda que tengas.

¡Dame esos 5 👋!

Está todo listo, ya recibirás nuestros datos clave para lograr un orden Zen.