Programador: ¿Cómo es llegar al equipo de Tecnología?

Programador foto
Programador foto

TL;DR: muy cool…Y si quieres un poco más de fundamento, acá te cuento más. Porque no es fácil achuntarle a la empresa donde decides trabajar, y menos aún cuando es un trabajo remoto como Programador. Pero das en el blanco, entras a un equipo diverso, eres feliz y puedes trabajar a pata pelada desde donde tengas ganas.

Pero la pregunta es un poco ambigua: ¿Me refiero al proceso de postular hasta que entras? ¿O a las primeras semanas de trabajo? Quise dar pistas de las dos.

Cómo supe que tenía que elegir a Chipax

Es tan cliché porque es tan cierto: en la entrevista no solo te conocen a ti: tú conoces a la empresa. Es un proceso de escuchar activamente las pistas: cómo es el ambiente, el ritmo de aprendizaje, o cualquier otro ítem que no tiene un número y no aparece en la descripción de LinkedIn.

¿Y qué vi yo en Chipax que me atrajo? Varias cosas:

– Se preocuparon de ver que yo era una persona simpática. Una vez que avalaron que tenía un mínimo técnico, el foco cambió al fit con el equipo. Yo estaba inseguro porque mi código no era de-la-NASA-con-mega-performance-y-coverage-del-100%. Pero en Chipax me pidieron que les hablara durante 15 minutos de algo bacán. Sí, así de amplio. Algo que diera pistas de lo que me gusta, o cómo trabajo, o lo que encuentro chistoso. Y esto me lleva al segundo punto:

– Encontraron un plus que hablara de un tema distinto. Decidí hablar de mi teorema matemático preferido, quizás el tema más ñoño posible. Obvio que se entendió poco de lo que hablé aceleradamente, pero no se espantaron ni me encontraron aburrido (creo). Eso sí, me tiraron un par de chistes, lo que me lleva a que:

– Todos tienen la confianza para hacer alguna broma, con lo que inferí que todos hacen su trabajo. Sé que parece el tremendo salto lógico, pero les juro que tiene sentido. Porque si yo no hiciera mi trabajo como programador y tuviera que verme ocupado todo el día: ¿estaría tirando una broma al frente de mi jefe, poniéndome en el spotlight?

Cómo me convencí de que había dado con el lugar correcto

Una cosa es cuando dices que sí a tu futuro jefe. La verdadera pregunta es si es que va a llegar un creo que la embarré en las siguientes semanas. Yo llevo 5 meses y no he pensado eso en ningún momento, y eso que soy tan millennial como se puede ser. Las cosas que me dieron tranquilidad fueron:

– Sabían que su código no era perfecto y estaban dispuestos a cambiar (nada de “así lo hacemos acá”). Una frase que me dijeron en mi primer feedback como programador, me quedó grabada: si te contrataron es porque sabes lo suficiente para criticar cualquier cosa que no te parezca. Así de simple.

– Se preocuparon de que entendiera cómo agregamos valor. No me mandaron a documentar un código oscuro o algo así en un comienzo. Estuve dos semanas hablando con los clientes, intentando resolver sus dudas mientras yo mismo resolvía las mías con respecto al cliente. Entendí qué es lo que les gusta de Chipax, y qué no les gusta tanto y podemos mejorar. Programar con ese insight es impagable.

– Me criticaron hasta la ortografía en las primeras revisiones de código como programador. Tiré Pull Requests que tuve que rehacer varias veces antes de que me las aceptaran. Un desafío no sentirse mal con uno mismo, pero me quedó claro que la responsabilidad del código es compartida entre todos.

– Me dan feedback continuo. Una vez al mes un ingeniero muy bueno y con mucha experiencia me dice qué cosas hice bien, en qué puedo mejorar, escucha mis dudas o ideas, y me deja desafíos para el mes siguiente.

En resumen

Uno se lanza a la piscina al elegir un trabajo. Y la empresa se lanza también. A veces uno le achunta, a veces no. Pero estar alerta de todas esas pistas que no se dicen en LinkedIn, como el ambiente y la confianza, mejoran la probabilidad de éxito. Las red flags son sutiles al momento de conocer a un nuevo equipo, pero no se pueden obviar: el peor favor que te puedes hacer es terminar en un lugar donde pierdas el gusto de programar.

Si te hace sentido lo que dije, siempre estamos buscando buenas personas que sean buenos programadores 🙂

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Suscríbete para recibir más artículos

Comparte lo bueno

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Artículos que te pueden interesar:

logo.bsale

+

logo.chipax.150

¿Qué es Bsale?

Software online de ventas para ordenar tu negocio. Con él tienes boleta y factura electrónica, interfaz de punto de venta, control de inventario, reportes de venta y página web con carro de compra. Todo esto integrado en una sola plataforma!
Olvídate de las planillas de excel, de no tener claridad cuánta mercadería te queda, cuánto has vendido y qué margen tienes. Con Bsale tienes información a la mano que te ayuda a hacer crecer tu negocio.

¿Para qué conectar Bsale a Chipax?

  1. Para sincronizar el detalle de las boletas de venta
  2. Mantener la conciliación de las boletas al día, todos los días
  3. Para descargar archivos XML de facturas emitidas y recibidas para ver su detalle

Extra: ¿Ya eres cliente Chipax? Pregunta por tu descuento exclusivo en Bsale.

¡Bienvenido a chipax!

Te llamaremos muy pronto para confirmar detalles del plan y resolver cualquier duda que tengas.

¡Dame esos 5 👋!

Está todo listo, ya recibirás nuestros datos clave para lograr un orden Zen.